Gimnasios caseros

gimnasios caserosHacer ejercicio es fundamental para la salud, pero acudir a uno de estos lugares puede ser tedioso y costoso.

¿Cómo superar estos obstáculos? Te decimos cómo crear tus gimnasios caseros y así mantenerte en forma sin salir de casa.

gimnasios caseros¿Gimnasios caseros?

Aunque nos inscribamos a un gimnasio, a pesar de lo costoso que puede ser, acudir regularmente es toda una hazaña, especialmente si vivimos en un lugar con tendencia lluviosa y suele hacer frío, pues el solo hecho de llegar a él es sobrepasar muchos motivos para quedarnos en casa.

¿Y si hiciéramos ejercicio en casa? Cada vez surgen más programas para ejercicios en casa, pero sería todavía mejor si contásemos con un espacio dedicado y bien equipado para crear el cuerpo que queremos, ¿lo has contemplado?

Ahí es donde surgen los gimnasios caseros.gimnasios caserosCómo tener uno

Hacer gimnasios caseros suena como todo un emprendimiento y requiere una fuerte inversión, pero debemos considerar que, si somos asiduos al ejercicio, el precio se amortiguará con el paso de los años y el cuerpo que obtendremos, así que te decimos los puntos para crear uno.

La ubicación. Esta es la primera parte que debemos detallar, aunque es común querer instalarlo en el garaje y algunos lo llevan incluso al baño, lo cierto es que el garaje puede ser poco útil si metemos el carro o si lo vamos llenando de artículos sin uso y la opción del baño no es funcional por muchos motivos, como la humedad y el espacio. Quizás los mejores lugares son el jardín o la habitación, aunque el primero debe ser tomado en cuenta si no le importa el exhibicionismo y cuenta con herramientas para tapar el equipo en caso de lluvia. La habitación es mucho más factible, aunque mejor si se utiliza con unas puertas corredizas que aíslen el espacio del área de descanso.gimnasios caserosEl equipo. Depende mucho de qué quieras conseguir mediante estos gimnasios caseros. Como puntos clave encontramos unas mancuernas con peso ajustable, una banca reclinable, una jaula de potencia y barras de dominadas, con esto consigues tonificar y crear resistencia. Sin embargo, hay otros artículos más portátiles como la comba (cuerda para saltar), escalón de step, bandas elásticas que se estiran y una bola de fitball, por ejemplo, así como las mancuernas ajustables, que indican una inversión mucho menor y requieren menos espacio. Es importante que te asesores de algún entrenador que conozca los objetivos que quieres alcanzar. Si deseamos elementos más elaborados contamos con las bicicletas elípticas, cintas de correr plegables, bicicletas estáticas o bicicletas de spinning.

Con estos sencillos tips puedes armar gimnasios caseros que tengan todos los requisitos.

¿Te llaman la atención los gimnasios caseros?

gimnasios caseros

Deja una respuesta

Captcha *