Zonas de paso – Pasillos

zonas de paso

Cuando hablamos de zonas de paso pensamos de inmediato en pasillos pero, no necesariamente, pues hay viviendas en las que para ir a una habitación debes pasar por otra, paredes en las que hay dos o tres puertas a diferentes habitaciones, lofts donde son los elementos decorativos y el mobiliario los que delimitan visual y físicamente cuáles son las zonas por las que dividimos un espacio de otro.

zonas de paso

Por supuesto, un pasillo sigue siendo unas zonas de paso. También lo es, y no muy fácil de decorar, el rellano o el hueco de la escalera, y también los metros que hay alrededor de ellas, muchas veces una especie de “tierra de nadie” que no sabemos muy bien cómo aprovechar ni cómo decorar.

zonas de paso

Los pasillos pueden estar en la entrada de la vivienda, con lo que una parte de él será recibidor y necesitará de una decoración específica, pero no debes desaprovechar el espacio aunque sea un pasillo estrecho. Puedes hacer una línea de perchas a lo largo del pasillo de entrada y será una solución funcional, práctica, decorativa y original. Pueden ser perchas clásicas o buscarles un acomodo diferente: bajo cada cuadro, por ejemplo.

Si la zona de paso tiene poca luz puedes optar por colocar estrétegicamente un espejo o una composición hecha con varios. Reflejará la luz y dará un toque distinto a la zona.

zonas de paso

Si no hay paredes que delimiten las zonas de paso, como puede pasar en las zonas de las escaleras, una alfombra, unos cuadros o la iluminación pueden dar personalidad al espacio a la vez que lo delimitan. Un mueble alto y estrecho, una silla, una pequeña bancada con unas cestas, un sillón pequeño o una balda de madera o cristal con unas flores pueden ser suficiente.

zonas de paso

Entre las opciones más empleadas están las estanterías. Éstas, además de decorar, tienen la función de almacenaje. De esta forma, podrás adornar zonas de paso, pasillos o recibidores, por ejemplo, siempre y cuando éstos no sean demasiado estrechos o pequeños. Puedes aprovechar con las estanterías para darle un toque de color a estas zonas, eligiendo tonos que rompan la monotonía.

zonas de paso

Para decorar las zonas de paso, piensa que atmósfera quieres darles y usa tu imaginación y singularidad. Qué no debe faltar:

- Detalles con encanto. Un jarrón con flores, velas, un espejo antiguo… son las piezas y objetos decorativos que endulzan, dan calidez y personalizan las zonas de paso.

- Una buena iluminación. Con ella puedes dar más encanto y amplitud. En la entrada debe ser indirecta pero potente, que permita ver bien cada rincón y al mismo tiempo cree una atmósfera acogedora; y en el pasillo, deber ser una luz general, abundante y sin sombras.

- Alfombras. Protegen el suelo, dan calidez y pueden modificar la percepción del espacio, dinamizar, dar color… ¡Y siempre caben!

- Un buen mueble. Si hay espacio, una consola o una butaca quedarán genial.

Lo importante es no renunciar a la decoración de ningún espacio, por más difícil que nos parezca.

zonas de paso

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>