Sachets aromáticos

sachets aromáticos
Dentro de la decoración del hogar debe observarse su limpieza y aroma. Tomando esto en cuenta hemos publicado algunos artículos como Consejos para limpiar los espejos o Limpiar el baño.
En este artículo tratamos algo muy importante: el olor. Los sachets aromáticos son ideales para conservar un buen olor en habitaciones, armarios, los cajones de ropa o debajo de la almohada para desestresarnos y conseguir un sueño más placentero.
Aquí te compartimos dos formas de hacerlo en casa y por qué deberían utilizarse en casa.

sachets aromáticos
Sachets aromáticos
Los sachets aromáticos vienen del francés “sachet” que significa “saquito” o “bolsita”. Así se designa a estos pequeños saquitos aromáticos, cojines o envolturas donde se guardan olores en esencia o naturales (hojas, raíces o flores) que después desprenderán los aromas en el lugar donde sea colocado.
Ya sean grandes o pequeños, lo cierto es que estos sachets aromáticos son ideales para perfumar el ambiente donde se coloque.
El tiempo de duración ideal de estos saquitos son 3 meses, cuando percibas que deje de desprender ese perfumado olor o si se desea cambiar de aroma para el lugar asignado.
Lo mejor para los sachets aromáticos es utilizar elementos naturales, se conservan por más tiempo y dan un estilo exótico a este bello adorno. Otro elemento importante a considerar es la tela del sachet. Puede ser encaje o muy fina para que los olores se esparzan con naturalidad, pero no demasiado para evitar el polvo que puede desprenderse de esta preparación.
sachets aromáticos
Cómo hacer un sachet aromático de tela
Este es probablemente el más sencillo de hacer, además es ideal para cualquier espacio que se le asigne: cajón, armario, habitación o bajo la almohada; solo es necesario ajustar las dimensiones para conseguir el diseño que deseamos.
Lo primero es tomar la tela y doblar las 4 esquinas hacia el interior para formar una especie de sobre.
Hecho esto se toman las tres esquinas inferiores y se cosen las uniones.
Después se cose un botón en la esquina superior que cerrará estos sachets aromáticos.
Ahora se hace un ojal en la parte inferior, cuidando que alcance el botón al ojal para lograr un cerrado perfecto.
Es momento de agregar los olores. Pueden ser algodones empapados en la esencia deseada u hojas y flores para un efecto más natural y duradero.
Puedes cerrarlo ahora y colocarlo donde deseas que haga efecto.
¡Listo! Tienes un aromático sachets adecuado para usarse.
sachets aromáticos
Cómo hacer un cojín aromático
Para salas o recámaras, los cojines aromáticos son una excelente forma de aromatizar espacios. Te decimos cómo hacerlo.
Toma una funda de cojín y extrae el relleno o toma un cojín y reproduce las medidas en los cuadrados de tela que vayas a utilizar (para este segundo paso cose tres orillas y la tercera es mejor cerrarla con velcro para facilitar la renovación del relleno).
Ahora se rellena del olor que colocarás en ellos.
¡Listo! Ahora puedes usar estos sachets aromáticos en cualquier espacio.
¿Te han parecido útiles estas ideas?
sachets aromáticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.