Relojes de arena DIY

relojes de arena

El tiempo siempre ha sido un bien muy valioso y por ello podemos utilizar distintos tipos de relojes que sean acordes a nuestra decoración.

En este artículo te proporcionaremos un poco más de información sobre el valor de los relojes de arena y algunas sugerencias básicas de cómo puedes integrarlo a tu decoración. Además, brindaremos las instrucciones necesarias para crear uno a partir de material accesible para todos.

¡No te lo pierdas!

Relojes de arena

Los relojes de arena son uno de los elementos más visuales que pueden haberse hecho para recordarnos la forma en la cuál pasa el tiempo. Aunque vemos las manecillas del reloj cuando este cuenta con un segundero, sin duda es mucho más poético y puede ser más revelador observando la arena caer poco a poco para mostrarnos el transcurrir de las horas.

Integrarlos

Tener relojes de arena en casa es siempre un elemento muy elegante, viste mucho una decoración.

Es especialmente útil si la decoración es más bien vintage con un estilo avejentado, ya que los relojes de arena tienen un estilo de generaciones anteriores.

relojes de arena

También es ideal para decoraciones minimalistas, ya que su diseño limpio y estilizado vestirá con facilidad el escritorio.

Las decoraciones modernas se beneficiarán también del uso de los relojes de arena. Funcional y elegante, queda perfecto como complemento.

En cualquier cocina queda perfecto, ya sea de 10, 15, 30 o 60 minutos, puede ser una gran manera de cocinar a tu gusto.

Cómo hacer uno

Si la idea de integrar relojes de arena a tu decoración te ha seducido, en este artículo compartimos cómo puedes realizar uno con materiales sencillos de conseguir.

1.-Lo primero es conseguir dos botellas de refrescos de plástico del mismo tamaño. Remueve las etiquetas, pinta las tapas del color de tu elección y cualquier rastro de la botella o el producto anterior.

relojes de arena

2.-Después te recomendamos colorear la arena con colorante vegetal, con la finalidad de que el resultado sea alegre y decorativo.

3.-Ahora perfora la tapa de ambas botellas con un punzón, clavo o algo que tenga filo de un extremo. El tamaño de la perforación y la cantidad de arena a colocar depende del tiempo que deseas para tu reloj. Si haces un agujero de 4 mm de diámetro y añades 300 gr de arena tendrás un reloj de arena de 10 minutos.

4.-Corta las botellas hacia la mitad, las dos del mismo tamaño y de bordes perfectamente regulares.

5.-Consigue unicel o cartón y recorta un círculo que abarque el tamaño de la parte ancha de la botella y un centímetro más. Después recorta un “anillo” de un centímetro que encaje en el círculo.

6.-Pega esta base a uno de estos refrescos, esta base puedes haberla decorado con cinta, listones, pintura, etc. y deja que se vuelva firme el pegamento.

7.-Agrega la arena de la cantidad que deseas marcar con tu reloj en cada vuelta y pega la base de arriba, igualmente decorada.

Este tipo de relojes de arena queda perfecto para una decoración hippie, bohemia, hippie-chic o rústica. Lo puedes hacer con botellas de vidrio, aunque el resultado es diferente por la figura de las botellas, ya que estas no se cortarían.

¿Te ha parecido útil este artículo? ¿Lo harías?

relojes de arena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.