Recámara en buhardilla

recámara en buhardilla

La buhardilla, esa zona que por fuera se ve como una ventana sobre el tejado de la casa o la parte superior de una casa con techo vertical, es una forma perfecta para aprovechar espacios.

Muchas veces es utilizada para cosas que no optimizan esta habitación, por eso te contaremos algunos consejos para lograr tener una bella recámara en buhardilla ideal para usar hasta el último rincón de tu hogar.

recámara en buhardilla

¿Por qué hacer una recámara en buhardilla?

Quizás dudes si de verdad ese espacio oscuro y pequeño puede ser una recámara en buhardilla. La respuesta es: por supuesto, puedes acondicionarlo para ser una elegante recámara en buhardilla de invitados o el cuarto de tu hijo más pequeño (o más grande, quien quizás quiera más independencia).

Sobre todo porque las buhardillas son espacios amplios que si bien tienen techos bajos pueden ser muy adecuados para cualquier tipo de uso.

recámara en buhardilla

Recomendaciones

Si te has decidido a tener una recámara en buhardilla te recomendamos:

Acondiciona el espacio. Ya que te decidiste a hacer una recámara en buhardilla es importante revisar que la ventana permita la incorporación adecuada de luz o acondicionarla para que así sea, puedes incluso agregar un tragaluz para que entre más el sol. También es buena idea agregar un deshumidificador y un sistema de ventilación.

Adecúa la iluminación. Además de revisar que la luz natural sea suficiente, a media tarde es esencial que siga teniendo mucha iluminación para aprovechar bien este espacio, puedes agregar lámparas que dicten el estilo de la habitación y proyecten mucha luz, una excelente opción son los focos ahorradores que gastarán menos energía, pero brindan una luz muy fuerte.

recámara en buhardilla

Usar colores claros o neutros. Recuerda que una recámara en buhardilla (o en cualquier otro lado) debe verse acogedora y cómoda. Esto lo puedes conseguir fácilmente con los colores claros. Así puedes incorporar baldosas (mosaicos) en color claro brillante, muebles igualmente de colores claros como amarillo, celeste, rosa o incluso blanco. De hecho el blanco es ideal para muebles, paredes o pisos por igual.

Incorpora camas bajas. Si harás esta recámara en buhardilla debemos agregar una cama, pero esta debe ser baja para no sentir cargado el espacio. Baja y blanca es ideal, sino puede ser oriental. Esta cama puede ir en el centro o pegada a la pared, dependiendo del uso que deseas para tus espacios.

No cargues mucho el espacio. Utiliza muebles con líneas simples y tamaños pequeños. Los armarios quedarían perfectos personalizados o simplemente teniendo un tamaño menor a las líneas ya existentes de la recámara en buhardilla. Lo mejor es mantenerlo simple para no sentirse abrumado por el espacio, pero para aprovecharlos recuerda buscar muebles en L o circulares.

Finalmente decora a tu gusto, cuidando mantener simple tu decoración debes incorporar elementos como vinilos decorativos, cuadros o fotos para convertir esta recámara en buhardilla en un refugio acogedor.

recámara en buhardilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.