Portacepillos DIY

portacepillos

Los portacepillos de baño son un accesorio fundamental. Muchas veces los adquirimos solo con base en la función o el estilo decorativo del momento, pero después no le dedicamos más atención.

En realidad es muy fácil crear portacepillos con el fin de renovar tu estilo y decoración. En este artículo te brindamos las claves para hacerlo tú mismo.

Portacepillos

Los portacepillos son el elemento imprescindible de nuestro baño, pero también puede sernos bastante útil si pasaremos la noche fuera de casa para protegernos de los microbios indeseados que podríamos encontrar.

Ahora te daremos los pasos para crear un portacepillos -o varios- de casa y uno móvil, con el fin de que cuides tu salud estés en donde estés.portacepillos

Portacepillos fijo

Para este portacepillos te recomendamos conseguir latas en conserva.

1.-Una vez que las tengas asegúrate de retirar el papel hasta que no quede marca y limpiarlo bien por dentro y pro fuera.

2.-Ya lista puedes elegir varias opciones.

Infantil. Para los pequeños de la casa seguramente les emocionará este estilo decorativo. Solo necesitas pintar la lata de un solo color, pegarle pequeños ojos (móviles si es posible) y pintarle la boca. Puede ser como un gato, un perro -aquí pinta también las orejas- o cualquier carita que deseen.

portacepillos

Con cuentasAprovecha los abalorios o cuentas que tengas en casa para crear diferentes portacepillos. Si tus cuentas son transparentes recuerda primero pintar la lata.

Con listones. Usa listones, cintas o telas para decorarlo.

Con cuerda o soga. Esta forma es muy, muy sencilla. Toma una cuerda o soga y enróllala alrededor de la lata, queda perfecta para decoraciones náuticas, marineras o hippies.

Así quedan listos tus portacepillos.

Portacepillos móviles

Pero si lo que deseamos es proteger nuestro cepillo de dientes para traerlo en el trabajo, casa de una amiga, de viaje, etc. esta otra opción te será muy útil (a menos que tengan portacepillos de sobra).

portacepillos

Lo primero es conseguir envases individuales de rollos fotográficos, con tapa en excelentes condiciones.

1.-Ya que los tengas asegúrate de limpiarlos muy bien por dentro y por fuera.

2.-Ahora es momento de pintarlos. Para ello puedes usar aerosol, la forma más práctica, o cualquier otra opción de tu preferencia.

3.-Una vez pintados realiza una incisión en la tapa que cree el espacio necesario para que pase el mango de tu cepillo. Puedes probarlo hasta que veas que se desliza a la perfección.

4.-Terminado esto puedes introducir el cepillo y disfrutar de tu nuevo portacepillos móvil, muy útil para tu salud dental.

Estas son solo algunas ideas de cómo renovar tu espacio de baño (además de cuidar tu salud).

¿Te han gustado? ¿Las harías?

portacepillos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.