Paredes degradé

paredes degradé

Una excelente manera de brindarle vistosidad a un área de la habitación es mediante las paredes degradé, de esta forma se le otorga personalidad y se crea un efecto muy llamativo sobre la estancia.

En este artículo exponemos cómo lograr paredes degradé y por qué son una buena opción de decoración.

paredes degradé

Paredes degradé

Las paredes degradé son varios tonos dentro de la misma gama de colores que se difuminan entre sí o no y crean un sentido diferenciado de color.

Este tipo de acabado es muy llamativo e innovador, además de ser idóneo para el recibidor, pasillos o cuartos infantiles (aunque en realidad cualquier estancia se vería favorecida por este tipo de pintura).

Las paredes degradé pueden renovar completamente el ambiente sin saturar demasiado; lo usual es que la mitad superior esté en blanco y después tonos claros, para que la mitad inferior quede en tonos más bien oscuros, esto brinda amplitud y luminosidad, además de mucha calidez y elegancia.

Lo usual para conseguir un óptimo efecto de paredes degradé es combinar 2 o 3 tonos, mejor si se utilizan colores más o menos pastel para que no se sature la habitación.

A continuación te decimos cómo lograr este acabado en tu hogar.

paredes degradé

Cómo hacerlo

-Primero que nada hay que hacer la elección de colores, como se mencionó mezclar el color oscuro y claro es lo mejor, por lo que se puede partir de cualquier color y observar su gama de colores, esta será la guía.

-Después se marca la línea a seguir, no tiene que ser recta pues es solo un indicador, lo mejor es realizarlo con un gis (tiza) para que no interfiera en la pintura.

-Ahora es momento de aplicar el color con un pincel ancho o rodillo. Se recomienda comenzar con el color claro, ya que cualquier cosa que suceda puede taparse con los colores oscuros que van más abajo, este se pinta de abajo hacia arriba.

paredes degradé

-Una vez que estés cerca de la separación divisoria detén la pintura. Continúa con el siguiente color pintando de arriba hacia abajo.

-Ya que tengas dos colores pinta diagonales cruzadas que mezclen el color, cuida usar una brocha seca, pinceles nuevos o rodillos. Una forma ideal para conseguir paredes degradé armónicas es mediante rodillos nuevos, se pasa sobre la línea divisoria una y otra vez de forma lenta y constante, esto mezclará los colores orgánicamente; otra opción más rústica es un trapo, das ligeros toques sobre la línea divisoria con ellos y se va creando un difuminado. También se puede utilizar una esponja, dependiendo del acabado final deseado. No olvides que puedes no difuminar y dejar a la vista la separación.

-Aplica fijador una vez que esté seca la pintura.

Puedes pintar todas las paredes de esta manera, una sola y las demás en tonos claros o que sean paredes contrapuestas, todas tendrán una gran vista.

Siempre puedes innovar aún más al colocar franjas horizontales, verticales o asimétricas.

paredes degradé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.