Paredes de cuerda

paredes de cuerda

Las cuerdas pueden servir para muchas cosas, unas de ellas son separadores, muebles, paredes, etc. En este artículo te presentamos las paredes de cuerda para que conozcas una forma más para utilizar las sogas en tu decoración y así renovar la decoración de tu hogar.

¡No te lo pierdas!

paredes de cuerda

Paredes de cuerda

Las paredes de cuerda se piensan generalmente en un estilo marinero o rústico con mucho estilo; sin embargo, pueden introducirse en otros estilos como vanguardistas o modernos, aunque a primera vista no se vea de esa manera.

Si te has preguntado si es o no buena idea agregar paredes de cuerda en tu estancia, te presentamos algo de ellas.

Las paredes de cuerda son una excelente forma para separar espacios o estancias. Normalmente se utilizarán las paredes que pueden utilizarse igualmente como separadores o creadores de espacios.

Una gran ventaja de las paredes es que pueden colgarse cosas de ellas como cuadros, lámparas o cosas de ese tipo, pero una de sus más grandes desventajas es que impiden el paso de luz y generalmente reducen el espacio que se percibe en toda la habitación.

paredes de cuerda

Pero, agregar paredes de cuerda le da un estilo mucho más libre para separar que evita todos los inconvenientes de las paredes y aunque no es posible colgar nada o tener una privacidad total, puede ser una excelente forma de insertar una separación que no sea invasiva para los de la casa.

Cómo colocarla

La forma más sencilla para incluir paredes de cuerda es mediante estructuras de madera. Coloca dos piezas rectangulares en la parte de arriba y en la parte de abajo y luego inserta cuerdas equidistantes; para ello marca una línea o espacio dond se puedan insertar con una pequeña sierra o algo que se le asemeje y pueda crear estas separaciones en la madera, donde serán colocadas las cuerdas.

paredes de cuerda

Este estilo es natural, pero puedes darle un toque muy moderno mediante los colores. Usa color negro o colores vibrantes en las estructuras de soporte para cambiar todo el efecto que crean estas cuerdas. Otra opción es no usar solo cuerda, sino complementar con cuentas o guirnaldas en la parte superior; todo esto le da un estilo muy distinto de decoración.

Otra opción para colocar las paredes de cuerda es que no sean propiamente una pared. Esto es, deja que cuelguen las cuerdas y así creen una separación “no definitiva” que le dará un aire muy juvenil a la estancia.

Alumbra a discreción y aprovecha que la luz no se detiene en estas paredes de cuerda.

¿Has considerado colocar paredes de cuerda? Cuéntanos en los comentarios.

paredes de cuerda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.