Mosaicos

mosaicos

Los mosaicos han acompañado el mundo de la decoración desde hace miles de años. Como prueba de ello tenemos algunos trabajos en Grecia y España, por mencionar algunos lugares, donde se han encontrado obras hechas con mosaicos.

Pero no tienen por qué quedarse en la historia. La verdad es que los mosaicos pueden formar excelentes manualidades y el mosaico hidráulico (un tipo de azulejo) también sirve para decorar nuestras estancias.

Te decimos más de ellos.

Mosaicos

Los mosaicos son como se le conocen a obras artísticas realizadas con pequeños pedazos o piezas de vidrio, cerámica, piedra, etc. de colores y las más variadas formas, que se unían con yeso o cualquier otro adhesivo hasta crear composiciones decorativas o geométricas.

mosaicos

Hoy en día existen estos mosaicos para crear cuadros en casa, comprarlos para decorar o el mosaico hidráulico que es ideal como parte de tu hogar, especialmente en la cocina o baños para recrear un estilo retro o muy original.

Mosaicos hidráulicos

Los mosaicos hidráulicos eran muy utilizados durante los años 70 y años después habrían de ser “ocultados” porque no se consideraban elegantes ni sobrios. Ciertamente tienen un aire de rebeldía al contar con muchos colores y las más variadas figuras, pero ha regresado para decorar interiores o exteriores.

Generalmente tienen la misma figura creando motivos repetitivos que personalizan y alegran cualquier habitación. Así brindan color, vitalidad y este aire vintage que comentábamos más arriba.

mosaicos

Otra característica que hace que estos mosaicos sean tan convenientes es que son fáciles de limpiar, además de ser muy resistentes, ambos elementos importantes para una decoración duradera.

Estos son un elemento para la decoración.

Mosaicos decorativos

Los mosaicos decorativos son las obras de arte que mencionábamos en un principio. Están formados por pequeñas piezas de cemento, madera, metal, etc., dependiendo de lo que tengas a la mano y tu facilidad. Te diremos brevemente cómo se pueden hacer mosaicos en casa, aunque lo más sencillo es adquirirlo en alguna tienda de manualidades.

En este ejemplo partiremos de las piezas ya conseguidas, aunque siempre puedes hacerlas tú misma rompiendo vidrio o cerámica en un trapo y golpeando con cuidado, pero en esta opción es un poco más probable que te llegues a lastimar.

mosaicos

El primer paso es dibujar el diseño que rellenarás con las pequeñas piezas.

Una vez listo extiende el adhesivo que hayas elegido (puede ser cemento blanco o adhesivo directamente) y coloca las piezas una a una para tener el estilo que buscas.

Al finalizar debes cubrir los espacios con una pasta especial, se le conoce comúnmente como “lechada”.

Espera a que seque, algo que tomará entre 10 y 15 minutos y después usa una esponja para retirar el exceso.

Deja secar 24 a 48 horas para que tenga mucha más firmeza.

 

Ya que hayas hecho estos pasos tendrás tu mosaico listo para colgar en el jardín, la sala o donde gustes alegrar el espacio.

¿Te han gustado los mosaicos?

mosaicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.