Métodos de calefacción

métodos de calefacciónLos diferentes métodos de calefacción tienen indefectiblemente sus pro y sus contras al momento de realizar una elección sabia y que resulte en definitiva la ideal de acuerdo a las disposiciones y características particulares de tu hogar. Como hemos repasado en un anterior post, existen tres modalidades principales; las que detallaremos con más precisión a continuación.

Sistemas centrales de calefacción, artefactos alimentados con gasoil o simplemente aquellos que a la vieja usanza trabajan con combustión de leños de madera pueden provocar a simple vista el mismo resultado, pero lo cierto es que existen considerables diferencias sustanciales entre unos y otros.

métodos de calefacción

Indudablemente, entre los métodos de calefacción, el centralizado es el más sofisticado y permite diferentes opciones a partir de la instalación del sistema. Controlar la temperatura general para el total de los ambientes e incluso diferenciarlas por habitación, son las principales virtudes que puede ofrecer. Tal vez el mayor impedimento para optar por este sistema es el coste de instalación; motivo por el cual muchas personas lo desestiman.

La rapidez con la actúa el sistema central lo convierten en uno de los métodos de calefacción más valorados para el hogar. La uniforme distribución de calor está garantizada, e incluso, como explicábamos con anterioridad, los avances permiten aislar algunos espacios donde pretendemos que la temperatura sea diferente al resto de la casa.

métodos de calefacción

Como ya hemos hecho mención, otro de los métodos de calefacción es el uso de gasoil o aceite para el encendido de artefactos o accesorios destinados a calentar e incluso iluminar un ambiente. Para saber si esta manera es la indicada para tu caso, debes previamente evaluar el precio de comercialización de este insumo en tu zona; ya que en algunas partes del planeta se trata de sustancias demasiado costosas. La ventaja de este método es la independencia de cada sector.

Por último, nos centramos en el método de calefacción más antiguo, que es la combustión de los leños. El problema de este sistema es que requiere demasiados controles de seguridad y no es demasiado recomendable para todos los ambientes; además de presentar a veces algunos inconvenientes de contaminación debido a una inadecuada combustión.

métodos de calefacción

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.