La casa y el bebé

la casa y el bebé

Ha llegado un nuevo integrante a la familia, ¿y entonces? Entre todo lo nuevo que representa un bebé en el hogar, horarios patas para arriba, las nuevas sonrisas y el aprendizaje de ser padres, te darás cuenta que también tu casa ha cambiado. La casa y el bebé  están relacionados porque uno representa un proceso de cambio del otro.

Seguramente, ahora encontrarás juguetes en la mesa, regados por el piso o sobre la cama. De igual manera, es probable que durante todo el día el cambiador, el bolso con pañales y cremas o un cajoncito con ropa se traslade por varios ambientes de la casa, para “tener siempre a mano”  lo indispensable para higienizar al bebé.

La casa y el bebé: organiza tu hogar

la casa y el bebé

La llegada del bebé a nuestras vidas representa cambios y nuevos desafíos. Entonces, tu casa también necesita cambiar, porque ahora se suma un nuevo integrante y, como tal, precisa que el hogar esté adaptado a sus necesidades.

¿Cómo reorganizar tu casa de manera inteligente? Bien, ante todo, es bueno preocuparse por la seguridad, sobre todo cuando el pequeño ya comienza a moverse por sus propios medios: los tomacorriente o enchufes parecen ser una atracción novedosa para los pequeñitos, que claro, no conocen lo peligroso que resulta tomar contacto con un elemento como tal. Hay novedosos cobertores para los tomacorrientes que funcionan a modo de tapón para que los chicos no intenten meter los deditos en el enchufe.

la casa y el bebé

En el caso de los primeros meses de vida, es probable que el bebé duerma en la misma habitación que la de sus padres. Lo ideal para esto es que puedas organizar un rincón donde se encuentre la cuna del pequeño, sus juguetes, una cajonera o armario pequeño para la ropa, etcétera. La idea es que en ese espacio se encuentre todo lo que pertenece al bebé para evitar tener cosas desparramadas por toda la casa.

La etapa de exploración

la casa y el bebé

A medida que comienza a caminar o a moverse con su andador, el bebé iniciará la exploración de toda la casa. ¿Cómo hacer para mantenerlo alejado de cosas que pueden romperse? Bien, es poco probable que tu objetivo alcance el éxito así que en lugar de eso, retira los objetos que potencialmente el bebé puede agarrar y, casi inevitablemente, romper o dañar. Sin embargo, a medida que crece, vuelve a incorporar estos elementos, para que aprenda a convivir con ellos, ya pudiendo tomar conciencia de las cosas que “no deben romperse”.

Juguetes por aquí, juguetes por allá

la casa y el bebé

Un consejo para intentar que los juguetes se mantengan ordenados es recurrir a los baúles o cajas  para guardar juguetes (pueden ser también canastos). Este contenedor es algo que el pequeño identificará rápidamente como el espacio donde están sus juguetes y es bueno enseñarle desde temprana edad a guardar nuevamente sus juguetes allí una vez que los ha utilizado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.