Jabones de limón

jabones de limon

El aroma a cítricos es sinónimo de higiene y de limpieza, de eso no hay dudas. Por eso esta es una guía de cómo hacer unos hermosos jabones de limón, con pocos materiales y fácilmente. Son ideales para colocar en el baño o también para regalar. Tendrás tus jaboncitos con aroma a cítricos en tan sólo unos pocos pasos.

Muchas mujeres se dedican a hacer jabones de forma totalmente artesanal. Es una técnica fácil de hacer, sobre todo si cuentas con una guía como la que aquí te ofrecemos, explicándote paso a paso cómo tenerlos listos. Por otra parte, es una excelente manera de hacer pequeños obsequios cuando necesitas hacer varios regalos en una ocasión especial, como por ejemplo Navidad o el Día de la Madre.

Cómo hacer jabones de limón paso a paso

jabones de limón

 Ante todo, vamos a comenzar con cuáles son los materiales que necesitas para hacer tus propios jabones de limón: 250 gramos de glicerina transparente y sin aroma, un limón, rallador, aceite esencial con aroma a limón, dos pequeños recipientes resistentes para derretir (allí derretirás la glicerina) y moldes.
Entonces cuando tienes todos los materiales, comenzarás con la preparación de los jabones de limón, paso a paso:
1- Coloca una olla a fuego lento con un poco de agua dentro y allí vas a colocar un recipiente más pequeño que la olla donde estará la glicerina. De este modo, vas a hacer el proceso de derretir la glicerina.
jabones de limón
2- Ralla la cáscara del limón y cuando la glicerina esté ya bastante derretida, agrega la ralladura en la pequeña olla.
3- Deberás seguir derritiendo la glicerina hasta que quede líquida y cuando ya esté, apagarás el fuego.
4- Quita la olla pequeña y agrega veinte gotas de aceite esencial de limón.
5- Antes de que la preparación se enfríe, debes verter en moldes y dejar endurecer, para lo que puedes llevarlos a la heladera para tenerlos listos más rápidamente.
6- Cuando la preparación ya esté sólida dentro de los moldes, deberás desmoldar uno a uno los jaboncitos de limón.
jabones de limón
¡Y ya los tienes listos!
Empaquetar jabones de limón
Si quieres hacer estos fáciles jabones de limón para obsequiar o incluso para vender tienes que poner toda tu creatividad en el empaque. Puedes usar pequeñas cajitas sin tapa para colocar varios jaboncitos dentro y cerrar con una cobertura de nylon o de tela tipo gasa lo más transparente posible. Otros materiales como cintas, puntilla o papeles de colores también pueden ser parte del empaque de los jaboncitos.
jabones de limón
Otras alternativas  a los jaboncitos de limón -para los que puedes usar la misma “receta”- es con ralladura de cáscara de naranja, de pomelo rosado o puedes también dejar secar cáscaras de manzana, durazno o bananas antes de proceder a rallarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.