Hogares hygge: bienestar

hogares hygge

Los daneses insisten en que el estilo hygge no se puede explicar, pero los hogare hygge tienen un estilo entre acogedor y de total bienestar. Así como un momento hygge es especial, con encanto, íntimo…

¿Te gustaría reproducirlo en tu hogar? Entonces no te pierdas este artículo donde te diremos cómo reproducir los hogares hygge para sentirte confortable en tu propia casa sin importar el clima.

hogares hygge

Hogares hygge

Ahora que se acerca el invierno es el mejor momento para buscar emular estilos de países que se enfrentan a ello en condiciones bastante mas complicadas, como Dinamarca. Especialmente si nos enteramos que los daneses no solo afrontan los climas extremos de sus inviernos, sino consiguen sentirse alegres, en calidez y con mucha comodidad a pesar de ello.

Bienestar, esa sensación de confort cuando tomamos una taza de chocolate caliente frente a la chimenea mientras una tormenta de nieve azota en el exterior… o cuando abrazamos a un amigo en una reunión de casa que teníamos años sin ver y que realmente apreciamos. Eso es hygge, insisten los daneses, y la mejor parte es que puede ser emulada en tu misma decoración.

¿Te gustaría conseguir este efecto? Te damos alguna pautas.

hogares hygge

Claves para los hogares hygge

En este artículo te daremos algunas recomendaciones que emulan esa sensación de bienestar y calidez que podemos encontrar en muchos estilos; sin embargo, esperamos que te ayude a clarificar el concepto para que puedas, así, crear tu propio hogar estilo hygge, aunque no se adapte a lo que estamos proponiendo.

En aras de buscar esta calidez, lo primero que recomendamos es utilizar colores claros. Con esto se busca que la luz sea reflejada en su máxima expresión y se sienta mucha calidez. Por ello los mejores colores que pueden ayudarnos es el azul claro, crema, beige o marrones en tonos claros; evita el blanco, porque demasiada luz contrarresta el ambiente acogedor que estamos buscando.

hogares hygge

Las telas ideales para los hogares hygge son esas que deseas abrazar y no soltar en cojines o mantas, por ejemplo, la lana, la piel o el algodón, que por suavecitas y calientitas son del deseo de muchas personas en climas adversos. Coloca estas telas en cojines, sillones o sofás.

Para transmitir esta calidez que buscamos se recomienda usar madera en muchos rincones de la casa, cuantos más muebles usen este acogedor material se sentirán más “como en casa”, aunque sean visitantes.

La iluminación es muy importante, sobre todo si va acompañada de calor. Entonces, velas, una chimenea o focos que transmitan algo de calor son ideales para los hogares hygge. La iluminación tenue es perfecta para este tipo de ambientes, donde el entorno se vuelve íntimo y acogedor.

La sensación de los hogares hygge es de bienestar, de arrellanarse en la cama viendo tu serie favorita mientras saboreas una taza caliente de tu bebida favorita.

¿Te gustaría reproducir uno de estos hogares hygge?

hogares hygge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.