Habitaciones infantiles sin pintar

Habitaciones infantiles sin pintar

Los dormitorios de los niños son siempre motivo de discrepancia a la hora de seleccionar el color con el que serán pintadas las paredes, las disponibilidades que tendrán prioridad de acuerdo a la elección y colocación de muebles y otros tantos detalles a considerar. Sin embargo, ¿te has puesto a pensar alguna vez en embellecer habitaciones infantiles sin pintar?

La utilización de vinilos, o simplemente papeles adhesivos de bajo coste son en muchos casos más que suficientes para variar y mejorar el aspecto de una habitación infantil. Fotomurales de personajes predilectos, paisajes mágicos e incluso el rostro del propio niño son opciones perfectas para mejorar la habitación sin siquiera tomar una cubeta de pintura.

Habitaciones infantiles sin pintar

Una práctica más que está inmersa en distintas sociedades es el uso de collages realizados con revistas, cambiando gracias a los mismos las visualizaciones expuestas por las paredes de habitaciones infantiles sin pintar. Si bien es una práctica relacionada con edades más avanzadas coincidentes con la adolescencia, la oportunidad de recortar revistas y libros dañados con motivos infantiles es más que interesante.

Las placas decorativas son otra alternativa viable al intentar decorar habitaciones infantiles sin pintar. Este tipo de elementos varían en cuanto a tamaños, colores y marcos, por lo que son fácilmente combinables entre sí, permitiendo cubrir los espacios que más lo necesiten.

Habitaciones infantiles sin pintar

Los estantes flotantes le otorgan un especial encanto a las habitaciones infantiles sin pintar. Los mismos pueden ser incluso forrados con papeles de colores para añadirle mayor atractivo y darle una aspecto distinto al lugar. En los estantes pueden colocarse además coloridos juguetes o adornos; que generalmente compensan la falta de atractivo de las insulsas paredes.

Considerando todas las opciones compartidas con anterioridad, es posible evitar el pintado de las paredes, algo que podría ser un auténtico problema porque es posible que el color no satisfaga al pequeño y además genera adicionales costes por la compra de los insumos necesarios.

Habitaciones infantiles sin pintar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.