Habitaciones de huéspedes

habitaciones de huéspedes

En artículos anteriores hemos hecho referencia a las llamadas habitaciones de huéspedes, esos espacios destinados a recepcionar de la mejor manera posible a los ocasionales visitantes.

Dependiendo de las características de la familia que convive en el hogar, la llegada de personas puede darse de manera continua o esporádica. De igual manera, tener un ambiente listo para este tipo de circunstancias es una excelente forma de estar prevenidos.

habitaciones de huéspedes

Ahora bien, ¿de qué manera deben prepararse las habitaciones de huéspedes? Principalmente el concepto debe basarse en la sencillez. Es posible ofrecer un espacio digno y atractivo sin comprometerse demasiado con la causa.

Al analizar fríamente la situación, no vale la pena invertir demasiados esfuerzos y dinero; después de todo se trata solo de una habitación auxiliar que se utiliza en menor medida. Seguramente otros ambientes que forman parte de la vivienda requieren mayor atención y presupuesto.

Partiendo de la base de las habitaciones de huéspedes dotadas solamente de los muebles que sean necesarios para una placentera estadía, los detalles estéticos son generados mediante complementos como cojines, alfombras y cortinas de calidad. Estos detalles son un recurso infalible al jerarquizar un ambiente con estas características de uso.

habitaciones de huéspedes

Por el simple hecho de que los visitantes estarán sólo por unos días las posibilidades de imaginar, experimentar e improvisar aumentan considerablemente. Es en las habitaciones de huéspedes donde pueden probarse colores deseados para otros espacios pero que nunca han sido aplicados por considerarse demasiado llamativos.

Obviamente que al ser parte de la casa las habitaciones de huéspedes tendrán algunas características coincidentes con el resto de la vivienda, algo que es lógico y razonable. Sin embargo, evitar colocar objetos personales ayuda a que los visitantes estén más a gusto y evita que los mismos se sientan invasivos.

El ambiente debe considerarse como espacio neutro y hacer sentir al invitado que es dueño, al menos por unos días, de su propio cuarto.

habitaciones de huéspedes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.