Estilo kitsch

estilo kitschEste estilo se distingue del resto sencillamente por no tener pautas claras o específicas. En realidad, nació de la necesidad de las amas de casa de clase media que vivían en los Estados Unidos durante décadas anteriores.

Fundamentalmente en los setenta y ochenta fueron estas mujeres quienes comenzaron a mezclar indirectamente antiguos muebles y técnicas decorativas con nuevas apariciones tecnológicas.

estilo kitsch

Predominando totalmente los colores y las formas los muebles con estilo kitsch son particularmente raros, ya que no poseen parámetros en común. Básicamente se puede hablar de un vale todo en el sentido estético.

Tratando de establecer una identidad propia a esta tendencia se puede aseverar que los colores representativos con los que se la identifica rápidamente son el rosa chicle, verde manzana y rojo.

Todos los elementos sintéticos como pieles, cortinas y todos aquellos que se destaquen como brillosos o, por ser despreciativos, chillones. Son muy comunes los adornos elaborados con plástico, cristal o papel.

estilo kitsch

Básicamente, todo lo que posea formas y colores transformándose en llamativo puede considerarse kitsch. De acuerdo a la visión de los diseñadores más conservadores se considera a este estilo como caótico, sin lineamientos ni reglas determinadas para lograr una bella ambientación.

Sin embargo, pueden considerarse algunos pequeños consejos para que dentro del desorden de ideas se pueda dar aspecto auténticamente kitsch a un espacio. Uno de ellos es acentuar aún más ese desorden, colocando un elemento antiguo junto a uno llamativo y moderno, produciendo un contraste indiscutiblemente kitsch.

Otra idea que debe mantenerse presente en todo momento es la de integrar variedad. Más allá de la alternancia de elementos, un ambiente kitsch debe ser capaz de incluir desde coloridos juguetes hasta anticuados juegos de té.

estilo kitsch

Teniendo siempre presente este concepto, es absolutamente necesario que todos los elementos presenten su propia particularidad estética dando forma, si se permite la expresión, a un premeditado desorden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.