Duchas para adultos mayores

duchas para adultos mayores

Ya sea que decidas pensar en el futuro o tengan un adulto mayor en casa, lo cierto es que condicionar las duchas para adultos mayores es un tema que todos habremos de tocar en algún momento.

En este artículo se brindan lineamientos básicos para que este acondicionamiento sea todo un éxito y facilite mucho esta área que es, de por sí, complicada cuando se tiene algún impedimento de cualquier tipo.

duchas para adultos mayores

Duchas para adultos mayores

¿Puede cualquier ducha convertirse en una ducha para adultos mayores? Afortunadamente, sí. Aunque las condiciones de espacio que hay actualmente en los departamentos u hogares no son siempre los mejores para ello, se pueden agregar pequeños elementos que hacen un cuarto de ducha ideales para su uso corriente sin ayuda.

Todos deseamos que nuestro hogar sea un lugar con muchas facilidades para nuestras visitas o habitantes de ella, por lo que brindamos algunos elementos imprescindibles para que sea de esta manera.

duchas para adultos mayores

Elementos

Lo primero que debemos tomar en cuenta respecto a las duchas para adultos mayores es, precisamente, la ducha. Si se tenía una bañera es momento de convertirlo en una práctica ducha. Es importante que el suelo no tenga bordes o algo que impida el paso de una silla de ruedas, igualmente es idóneo que se considere el espacio para que quepa esta silla en 360 grados. También es conveniente para el uso de la ducha que haya una ligera inclinación hacia la coladera, con esto se evita que el agua se esparza por todo el cuarto de baño, aumentando con ello la posibilidad de una desafortunada caída.

En las duchas para adultos mayores hay un elemento que a veces no consideramos: la puerta. La puerta es mucho más útil si es corrediza o, al menos, se abre hacia afuera. De esta forma no hay manera de que se impida su entrada en el desafortunado momento que la persona se caiga dentro de la ducha.

duchas para adultos mayores

La altura de lo que está dentro de las duchas para adultos mayores es relevante. Así, cuida que no quede nada más alto que 120 centímetros, evitando así que los adultos mayores tengan que levantarse o, peor, ponerse de puntillas.

Considerando esto, es auxiliar un piso antideslizante, especialmente si la persona no usa aún una silla de ruedas. Coloca uno de estos en el suelo de la ducha y así evitarán que llegue a resbalarse por algún exceso de agua.

La forma de accionar lo que hay en las duchas para adultos mayores es igualmente importante. Lo mejor son palancas, botones o elementos que no requieran un giro de la muñeca ni mucha presión para funcionar. Incluso en la ducha quedan mucho mejor los mono mandos, para que no se active demasiado el agua caliente al perder la sensibilidad.

Tener un asiento es igualmente fundamental, así se facilita la tarea del baño diario.

Además de estos consejos, es recomendable contar con asesoría para estos condicionamientos.

¿Te ha parecido útil este artículo?

duchas para adultos mayores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.