Duchas con piedras

duchas con piedrasHay diversos elementos que podemos incorporar en nuestro hogar para conseguir un espacio armónico, relajante, natural y quizás con ligeros toques orientales (una excelente opción es crear un jardín zen, como lo comentamos y exponemos en este artículo) o de la cultura que más nos brinde este efecto de relajación natural.

Esta vez decidimos introducir las duchas con piedras como un excelente elemento auxiliar para conseguir convertir la estancia de la habitación en un espacio relajante.

Conoce más aquí.

duchas con piedras

Duchas con piedras

Elegir usar duchas con piedras es acertado en un primer momento. Esto es porque las duchas con piedras brindan diversas texturas y colores varios que puedes elegir para que armonice con la decoración.

Sin duda estos elementos y colores son personalizables, por lo que las duchas con piedras son más versátiles de lo que pueda parecer en un inicio.

duchas con piedras

Tipo de piedras

Hay un elemento muy importante que debes tener muy presente si se incorporarán duchas con piedras en el cuarto de baño, este es la humedad.

La humedad puede hacer que las duchas con piedras pierdan toda su estética e incluso que lleguen a ser perjudiciales para nuestra salud. ¿Por qué sucedería esto? Porque algunas duchas con piedras pueden ir acumulando hongos, con lo cual se oscurece la piedra y con el paso del tiempo ha perdido todo su esplendor inicial.

Es por ello que encontramos dos grandes tipos de piedras para las duchas con piedras: las calizas o areniscas y las “impermeables”, por decirle de alguna manera.

duchas con piedras

Las piedras arenizcas o calizas son las más comunes. Se ven preciosas y son muy económicas, pero su problema es que se filtra el agua. Esto a la larga deriva en que se despeguen piezas de tus duchas con piedras, se vea ennegrecido y pueda haber riesgo para la salud.

Por su parte están las piedras que se han llamado “impermeables“. Estas son el mármol o el granito. No hay forma de que se traspase el agua y no te brindará ningún problema estético o de otro nivel. El único punto que debe tomarse en cuenta es su difícil cuidado (además de su precio, pues no es nada económico).

Aunque solo se mencionaron dos grupos de piedras para las duchas de piedras, en realidad hay un tercero que puede ser muy útil, sobre todo para el piso de la ducha: las piedras de río. Estas pueden tener un tamaño grande o ser pequeños guijarros insertados en una malla, pero al colocarse en el tapete de las duchas con piedras se consigue un efecto natural y relajante.

Estos son algunos tips básicos para las . Si conoces más no dudes en contarnos cuáles serían.duchas con piedras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.