Decorar con kilims

decorar con kilims

Decorar con kilims es una excelente opción para tener un toque diferente dentro de tu hogar. Lo cierto es que este detalle pasa desapercibido muchas veces porque no sabemos cómo aprovecharlo.

Ya sea que tengas en casa algún kilim o vayas a hacerte de ellos a Oriente, te decimos cómo puedes decorar con kilims y así asegurarte una decoración sofisticada y diferente. Entérate de cómo hacerlo.

decorar con kilims

¿Qué son los kilims?

Los kilims son unas alfombras muy versátiles que están hechas a mano, en telares, en distintos pueblos del Oriente como Turquía o Irán. Se les considera las más antiguas del mundo.

El material con el cual están hechos son lana, seda o algodón, aunque es bastante complicado conseguir uno de estos modelos en seda; sus diseños suelen tener figuras geométricas o ser más bien con estampados étnicos, pero son altamente valorados, pues las formas de usar esta pieza decorativa son múltiples, como aquí te lo mostraremos.

Son ideales para amortiguar los sonidos, conservar el calor y ser, además, realmente decorativos. Por eso decorar con kilims es una excelente idea y te decimos por qué.

decorar con kilims

Claves para decorar con kilims

Lo primero que debes notar de los kilims son sus colores, que pueden ayudarte a tomar un giro muy apropiado o a hacer saturado el espacio. En las estancias donde solo se usan colores neutros o uniformes, lo cual desgraciadamente pareciera ser la regla en la decoración, introducir un kilim es la opción para conseguir un toque de alegría y color a una estancia que carecía de ello.

Cuando hablamos de versatilidad, era referente a los estilos. Puedes experimentar con la decoración nórdica, minimalista, rústica, industrial o ibicenco; así consigues decorar con kilims, mientras la estancia en sí misma adquiere otra personalidad con una alfombra de este estilo.

decorar con kilims

¿En qué estancia puedes colocarla? Parte de decorar con kilims es encontrar su propio nicho, ya que se puede instalar en el salón, el comedor, recepción o el cuarto de los niños. Debemos recordar que los kilims son aislantes térmicos, amortiguan los sonidos (como el de los pasos de tus niños), protegen el piso y son realmente preciosos, por eso puedes incorporarlos en distintos estilos y lograr decorar con kilims para llenar de elegancia la habitación en sí.

Recuerda conservar la sencillez, ya que estas alfombras llaman mucho la atención en sí mismas, por ello lo mejor es que el resto de la habitación tenga una concordancia cromática y no esté recargada de objetos, por eso no se recomienda combinarlo con estilos como el shabby chic o el art nouveau.

Estas son algunas sencillas claves para decorar con estas bellas alfombras.

¿Te gustaría decorar con kilims? ¿Cómo lo harías?

decorar con kilims

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.