Decoración gris con amarillo

decoración gris con amarillo

A veces es complicado encontrar la combinación ideal dentro de la decoración para tener un balance armónico; la decoración gris con amarillo puede dárnosla.

En este artículo brindamos algunas pautas muy fáciles de implementar para tener una decoración gris con amarillo que ilumine cualquier hogar sin hacernos sentir saturados. Conoce cómo.

decoración gris con amarillo

Decoración gris con amarillo

Esta combinación de un color sumamente llamativo con uno realmente neutro es ideal para entornos donde queremos cierta cantidad de sobriedad y a la vez luminosidad y alegría.

El amarillo es un color muy cálido, nos habla de luz, alegría y diversión; el gris, por su parte, es tranquilizante, este color neutro es perfecto para un entorno hogareño y puede resultar frío si se utiliza con otros colores igualmente neutros.

Por ello, combinarlos suele ser muy positivo, ya que da como resultado una estancia sofisticada y acogedora.

decoración gris con amarillo

Cómo lograrla

Es importante revisar primero la iluminación del lugar, esto nos ayudará a establecer cómo combinar los colores que queremos utilizar. Si entra mucha luz lucirá ideal una gama de grises con toques amarillos, si hay poca iluminación queda mejor incorporar mucho amarillo (por ejemplo, en cortinas o fundas) para que ilumine mucho más el espacio.

También son muy relevantes los pisos y paredes, porque estos nos ayudan a establecer el estilo de la decoración gris con amarillo. Si están en color blanco queda perfecto, porque este trinomio de colores suaviza cualquier estancia.

Los complementos  son el punto más importante para conseguir esta decoración, una forma de iluminar con mucho color es con el porcentaje de 60% en gris y un 40% en color amarillo, aunque si deseamos que sea mucho más sobrio puede invertirse este porcentaje y así tener un cuarto más sobrio. En complementos tenemos textiles como cortinas de baño, cortinas de sala, cojines, fundas, marcos de cuadros, lámparas, cojines, macetas y algunos muebles centrales como taburetes.

decoración gris con amarillo

Esta combinación es muy versátil, así que puede incorporarse en cualquier estancia, desde el baño hasta la recámara. En el baño es una combinación casi natural, ya que los grises del baño como las tuberías o llaves complementan el amarillo en tapetes, cortinas y toallas. En la recámara complementa con blanco y consigue una atmósfera serena y relajante utilizando ropa de cama en amarillo o la puerta, que daría un toque muy moderno a la recámara.

Los muebles que pueden darle un toque totalmente vintage al lugar son los retro. Con ello estaremos imprimiendo un estilo de los 50 con una atmósfera actual moderna y elegante; pueden ser de madera, vintage o retro.

En invierno da un toque de calidez y en verano queda ideal con colores pastel, por eso queda muy adecuado para cualquier momento del año en estilos como el moderno, vanguardista y vintage.

¿Te gusta la decoración gris con amarillo? Cuéntanos en los comentarios.

decoración gris con amarillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.