Cojines

cojines

Los cojines son elementos de decoración, casi imprescindibles en algunos lugares de la casa, como en el sofá y en la cama. Por su comodidad son fáciles de acoplar a la espalda, a la cabeza, y estar más cómodos para leer el libro que tanto te gusta, o para ver la televisión.

cojines

Estos cojines a parte de ser un complemento muy comodo para utilizar en tu sofa o en las sillas de tu casa, son un pequeño gran detalle a tener en cuenta para decorar el hogar. Seguramente habrás ido algunas veces en casa de tus amigos o vecinos y habrás visto los cojines tan bonitos que tienen y habrás pensado en como puedes hacer tu para decorar la casa con cojines.

cojines

Los cojines no se colocan al azar, sino que se agrupan para crear distintos puntos focales. Primero experimentamos con formas y tamaños hasta dar con composiciones —en línea o en escalera asimétrica— que compensen el volumen del asiento sobre el que irán colocados. Después, trabajamos el color, con coordinados tonales matizados por cojines lisos.

cojines

Analizar estilo decorativo de la estancia y elegir unos cojines acordes con él. Por ejemplo, los estampados a rayas suelen ser más formales y adecuados a ambientes clásicos o atemporales, mientras que los estampados de flores se corresponden mejor con ambientes rústicos y románticos. Si apuestas por una decoración clásica, lo mejor es que optes por las combinaciones de cojines realizadas con telas de terciopelo, seda o chenille. Nos ayudarán a conseguir un conjunto elegante. En este tipo de ambientes también resultan muy atractivos las mezclas de estampados de rayas y flores. Es preciso que sepamos combinar acabados, formas y colores.

cojines

Pensando en ambientes más atrevidos y rústicos, siempre tenemos la posibilidad de decantarnos por las estampas que imitan la piel de animales, algo que le dará un toque exótico. Para no recargar en exceso la visión es conveniente que combines este tipo de cojines con otros de tonos lisos. De esta manera también destacarán más.

cojines

Las texturas también importan, si los cojines los eliges de hilo y algodón, potencias el estilo rústico, si los eliges de terciopelo, el look glamuroso; si los prefieres estampados de flores, el estilo romántico; si te apetecen adamascados, el look es clásico. Para los ambientes más juveniles e informales se puede apostar sin problemas por los cojines de colores fuertes y formas atrevidas, diferentes. Las dimensiones variarán en función del sitio al que se destinen. Para los sofás y camas hay una medida estándar que ronda el 40×40, llegando incluso hasta los 50 centímetros. Sin embargo, para el suelo los encontraremos de 70×70.

cojines

El tamaño importa. Se puede jugar con distintas formas y tamaños para crear un efecto aún más decorativo pero guardando siempre la proporción con el lugar donde van a estar colocados. En un sofá pequeño no pongas cojines grandes si no quieres acabar sentado en el suelo, o no llenes una enorme cama de pequeños cojines que luego no sepas donde colocar cuando te quieras acostar en ella.

cojines

Elegir un color que se repita en todos ellos. Se puede elegir un color que esté en la misma gama cromática que el resto de muebles y telas de la habitación o uno que contraste totalmente, así podrás combinar diferentes tipos de estampados de forma armónica. Este mismo consejo también te servirá para actualizar la decoración ya que cuando te canses de ese color, puedes elegir otro.

cojines

Que sea cómodo. Parece obvio pero a veces no pensamos en ello cuando compramos un cojín que nos llama la atención por los adornos que lleva y que luego pueden acabar incrustados en nuestra espalda. Es importante que limpiemos con frecuencia los cojines porque suele ser un lugar donde se acumula bastante polvo. Pasaremos la aspiradora todas las semanas y las fundas habrá que lavarlas también con regularidad.

cojines

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.