Aseos

aseos

Si en tu casa debes resolver la decoración de los aseos evidentemente en pocos metros cuadrados, a no desesperar que hay trucos de decoración que te permitirán hacerlo, y exitosamente. Por ello, toma nota de estos consejos, que harán que decorar baños pequeños sea muy fácil.

Consejos principales para decorar aseos

– Las paredes, en tonos neutros o pasteles, en particular colores claros que agrandan el espacio, siempre puedes dar toques de color en detalles o delicadas cenefas, en rojo, azul, verde o lo que te guste.

– Idea genial: una mampara de vidrio que no bloquee la visión, porque es traslúcida, y hace más amplio al lugar, si no, opta por una cortina de baño con un interesante diseño.

– Coloca algún espejo grande en los aseos cerca de la ventana para que refleje mucha luz y dé la sensación de amplitud de espacios.

aseos

– Elimina el lavabo y coloca una bacha empotrada en los muebles para baño. Este nos permite optimizar el espacio. Podemos aprovechar para colocar dentro de ese mueble el cesto con la ropa sucia.

– Por último, personaliza tus aseos con algunos detalles pequeños: una lámpara con luz difusa, un objeto de diseño, un arreglo de flores, etc. De esta forma conseguirás tener un baño con mucho estilo, más allá de sus pocos metros.

Los aseos lo admiten todo, sin embargo necesitan aprovechar el espacio sin sobrecargar. Hay aspectos sencillos pero importantes a la hora de decorar el aseo. Por ejemplo, los paneles decorativos de pared crean una decoración original y diferente.

Los aseos grandes pero sin luz necesitará usar la iluminación a techo (con luces led o halógenos) y usar revestimiento de paredes en colores claros y luminosos. Si tu baño es grande pero no tienes mucha luz, apuesta por colores luminosos (marfil, blanco, amarillo, verde muy claro, azul muy claro).

aseos

A la hora de decorar los aseos, un vinilo decorativo queda precioso y dará profundidad a la pared. Un consejo es una pared central en dos colores de azulejos o una pared a rayas. Por otro lado, los murales decorativos son espectaculares para decorar el baño, son baratos y pueden trasformar cualquier pared.

Si tu aseo es grande puedes plantearte poner una gran encimera con dos lavabos tipo vessel que son la última tendencia. Debajo de la encimera puedes poner un mueble de baño con cajones gaveteros, puertas donde tendrás espacio de almacenamiento. Un mueble para dos lavabos lo tienes desde los 120 cm en adelante.

aseos

El color, una de las claves

Dentro de los aseos, el alicatado sigue siendo el rey de las paredes. Pero las tendencias cambian y los materiales alternativos se imponen, relegando el azulejo únicamente a las áreas susceptibles de recibir agua, como las paredes que rodean la ducha o la bañera y la zona superior del lavabo. El dominio del azulejo es fácilmente comprensible, puesto que se trata de un material resistente al agua y que no requiere manos de pintura.

Sin embargo, existe una gran gama de pinturas impermeables a tu disposición, por lo que puedes combinar sabiamente materiales adecuados con el típico azulejo. Puedes elegir mármol, estuco, materiales plásticos, maderas resistentes a la humedad, etc. Las gamas de color más adecuadas son las del amarillo y el blanco. Son las tonalidades que más luminosidad y amplitud generan. Puedes aceptar algún tono pastel de la gama de los fríos que sirva de contraste para la cenefa o para la mezcla del estuco.

aseos

Por otro lado, la iluminación dentro de esta estancia deberá ser la adecuada para todas las tareas que desarrolles en él, además de no comer demasiado espacio. Los focos empotrados en falso techo de escayola o unos halógenos en el marco del espejo, son las dos opciones que te proponemos y que puedes hacer compatibles para la decoración de aseos.

En el caso de que puedas meter algún mueble, elige maderas claras como el roble, el arce o el abedul. Asimismo, el aluminio y el cristal opaco o transparente son sofisticados y sus reflejos serán ideales. La existencia de una ventana es fundamental, no sólo para ventilar el baño sino como punto de entrada de la luz; la gran aliada de los espacios pequeños.

aseos

Dónde guardar las cosas

Muchas veces, el problema radica en aquellos elementos que tenemos que guardar dentro de los aseos: los cosméticos, el secador de pelo, los productos de higiene, las toallas, el albornoz, etc. Una vez que tenemos todos los sanitarios colocados, nos asalta el temor de tener que prescindir de un armario donde colocar todo, viéndonos obligados a distribuir algunos útiles dentro del armario del dormitorio o en estanterías que no están dentro del baño.

Cuando adquirimos un lavabo, nos preocupamos de montarlo en un mueble con cajones o puertas donde guardar nuestros enseres pero, muchas veces, no está en nuestro bolsillo la posibilidad de hacer ciertos gastos, por lo que tenemos que conformarnos con un lavabo a secas. Pero el hueco sigue estando ahí y en el mercado existen fantásticos armarios bajos con útiles cajones que te harán el mismo servicio que el empotrado.

aseos

Si no tienes espacio para colocar un armario alto, no te preocupes: unas baldas de madera, de plástico o de cristal sustituirán el papel del armario. Además, todos los accesorios estarán a la vista y perderás menos tiempo a la hora de localizarlos. Hoy en día, puedes incluso crear tus propias estanterías con un mínima idea de bricolaje. Sólo tienes que intentarlo. Igualmente, en la confluencia de las paredes de la ducha o bañera, dispondremos todos los geles y champús en una rinconera.

Un buen sitio donde colocar una balda es el tramo entre el espejo y el lavabo. Mientras te aseas, nada mejor que tener todos los objetos necesarios y que más utilices delante de ti, en vez de ubicados en tu habitación o en uno de los cajones de algún mueble, con la incomodidad de tener que estar llevándolos de un sitio a otro cada vez que quieras emplearlos.

Las toallas ocupan mucho espacio y es importante tenerlas bien dobladas para reducir al máximo su extensión. ¿Has pensado en la posibilidad de hacerte con un toallero-radiador? Tienen unos precios muy económicos y las toallas irán paralelas a la pared con el consecuente ahorro de espacio. Además, en invierno agradecerás mucho el poder secarte con una toalla calentita.

aseos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.